Instituto Bíblico Diocesano de Ciudad Obregón

Desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo. " San Jeronimo"

Sagrada Escritura y Conocimiento de Cristo

Le historia de la teología en concreto la Cristología, nos ha mostrado un camino para conocer tanto al Jesús histórico como al Cristo de la fe “se trata también de un “hecho” que podemos conocer a través de los elementos biográficos e históricos de Jesús, que nos refieren los Evangelios”. Pero este conocimiento histórico biográfico de Jesús mediante la razón, nos ha de llevar a la contemplación, del misterio de salvación, por esto la Palabra de Dios ha de ser vista desde distintos puntos de vista:

  • Las escrituras deben ser leídas.

Para que puedan ser comprendidas, “Lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a Dios, para guardar todas las palabras de esta ley, para ponerlos por obra“.

  • Las escrituras deben ser recibidas

Para que puedan ser creidas “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes“. Con la finalidad de alejarnos y desechar toda inmundicia y abundancia de malicia, debemos recibir con humildad y sencillez la palabra dada, pues ella tiene como finalidad salvarnos.

  • escrituras deben ser creídas

Para ser Por tanto oradas, “cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho“.

  • Las escrituras deben ser recibidas escudriñadas

Para ser interiorizadas y descubrir su verdadera esencia, “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí“.

  • Las escrituras deben ser atesoradas en el corazón

El verdadero discípulo ha de ser un sagrario del mensaje de su maestro, no solo para guardarlo, sino para darlo a conocer mediante su discipulado, “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón”. Por tanto, dice la escritura “pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos”. Deuteronomio 11,18

Teniendo presente que mediante estas características lograres con las Sagradas escrituras tener un verdadero y pleno conocimiento de Cristo, y obedeciendo a estas palabras, “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca”, se lograra también enseñarlas o transmitirla como lo hacían pablo y Bernabé para dar a conocer al señor, “Y Pablo y Bernabé continuaron en Antioquía, enseñando la palabra del Señor y anunciando el evangelio con otros muchos”. De esta manera se sigue buscando a Jesús, con una actitud tal, que hace visible el rostro de Cristo en su rostro, buscando cautivar, almas para Dios.

Quien es discípulo misionero de Cristo es aquel que esta lleno de Cristo, y lo que desborda es lo que da, ha quienes ha de anunciar el mensaje del evangelio, es por esto que se busca a Jesús, para conocerle amarle y seguirle.

A %d blogueros les gusta esto: