Instituto Bíblico Diocesano de Ciudad Obregón

Desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo. " San Jeronimo"

Nociones generales y manejo de la Biblia. (1ª Parte)

Conociendo los datos o nociones esenciales de la Biblia nos podemos iniciar en su manejo.

SIGNIFICADO DEL TERMINO “BIBLIA”

Etimológicamente “Biblia” significa “libros” o “conjunto de libros”. Estos, a pesar de su número y diferente contenido, guardan una perfecta unidad porque tienen en común el desarrollo del Plan de Dios y han sido escritos bajo la inspiración del mismo Dios.

Realmente: La Biblia es la Palabra de Dios que se comunica al hombre para descubrirle su Plan de Salvación.

Otros nombres de la Biblia: “Sagradas Escrituras”, “Libros Santos o Sagrados”, “la Palabra de Dios”, “la Escritura”. etc.


 

PERSONAJES DE LA BIBLIA

Los protagonistas del libro Sagrado son Dios y el hombre. Dios que habla y actúa realizando la Salvación; el hombre que escucha y vive esta Salvación.

El hombre, uno de los personajes de la Biblia, hay que entenderlo no aisladamente, sino visto en comunidad como pueblo. Dentro de este pueblo, encontramos como figuras importantes en el Antiguo Testamento a: Abraham, Moisés, David, los profetas. Etc.; y en el Nuevo Testamento a: Jesús, María, los Apóstoles, etc.


 

CONTENIDO DE LA BIBLIA

La Biblia contiene la historia de las intervenciones salvíficas que Dios ha tenido para con la humanidad. Es una historia en la que el hombre en ocasiones ha colaborado libremente en el plan divino, y otras voces ha rechazado y se ha opuesto tenazmente a la salvación ofrecida por Dios. No obstante la infidelidad humana Dios continúa dándonos la salvación.


 

DIVISIÓN DE LA BIBLIA

División fundamental: La Biblia se divide en dos partes fundamentales: El Antiguo Testamento (Antigua Alianza) y el Nuevo Testamento (Nueva Alianza). Los dos Testamentos suman un total de 73 libros: 46 libros del AT escritos antes de la venida de Cristo y 27 del NT escritos después de su venida.

División específica: Una forma de dividir los dos Testamentos más específicamente es la siguiente:

Antiguo Testamento:

– Libros históricos o narrativos: 21 (encontramos historia y narraciones).

– Libros didácticos: 7 (encontramos sabiduría y poesía).

– Libros proféticos: 18 (encontramos la predicación y la vida de los profetas)

Nuevo Testamento:

– Libros históricos o narrativos: 5 (Evangelios y Hechos de los Apóstoles).

– Libros didácticos: 21 (las cartas de Pablo y otras Apóstoles).

– Libros proféticos: 1 (el libro del Apocalipsis).

Además, cada libro está dividido en capítulos y éstos a su vez se subdividen en versículos.


 

COMPOSICIÓN DE LOS LIBROS

Proceso de composición. Para entender el proceso de composición de la Biblia hay que tomar en cuenta, entre otras cosas, dos factores importantes.

Diversos autores en un mismo libro. En el plan humano cada uno de los libros de la Biblia puede ser el fruto de diversos autores de distintas épocas.

Puesta por escrito. El pueblo de Israel fue experimentando la cercanía de Dios que se le revelaba por medio de palabras y acontecimientos. Tanto las palabras como las acciones divinas fueron transmitiéndose de viva voz, y a la vez, interpretándose por la misma tradición religiosa. Sólo paulatinamente se fue poniendo todo esta por escrito hasta llegar a la redacción final de los libros. Lo que tenemos escrito en la Biblia es la vivencia de fe que interpreta y transmite los acontecimientos (cfr. Dt. 29,1-3; Jn. 2,19-22). A veces un mismo acontecimiento es interpretado desde diferentes perspectivas según la vivencia del autor y de su comunidad. Por ejemplo, la persona y el ministerio de Jesús es presentado bajo diversos enfoques en los cuatro evangelios.

Fechas de composición. Es difícil precisar con exactitud la fecha en que fue escrito cada uno de los libros de la Biblia; esto se debe por una parte, a la antigüedad de los mismos, y por otra, a que en la composición de cada uno de ellos intervinieron muchas veces diversos redactores, como ya lo explicamos. Globalmente podemos decir, que los libros del AT fueron compuestos entre el siglo X y el 1 a.C., y los del NT entre el año 50 y el 150 d.C.

Autores: Dios y el hombre son los autores de la Escritura. Dios se valió de algunos hombres de la comunidad que, como verdaderos autores, pusieron todas sus capacidades para la composición de los libros bíblicos. Estos hombres, en la tradición posterior, Son llamados hagiógrafos o escritores sagrados.


 

LENGUAS Y VERSIONES DE LA BIBLIA

Lenguas bíblicas.

  1. En hebreo fueron escritos casi todas los libros del AT.
  2. En arameo, algunas partes de los libros de Esdras y de Daniel.
  3. En griego, algunos libros del AT: Sabiduría y segundo de Macabeos; partes de Ester y Daniel; y todos los libros del NT.

Versiones o traducciones.

  1. Dos son las principales versiones antiguas de la Biblia: la de los LXX y la Vulgata. La primera es una traducción del hebreo al griego hecha por diversos autores judíos entre el s. III y II a.C., contiene solo el AT en griego. La segunda, fue realizada en el siglo IV d.C. por San Jerónimo, contiene el Antiguo y el Nuevo Testamento en latín.
  2. Muchas y muy variadas son las traducciones modernas de la Sagrada Escritura. Entre las principales, en español, enumeramos las siguientes: Biblia Latinoamericana, Nueva Biblia Española, Biblia de Jerusalén, Dios habla hoy, la Sagrada Biblia, etc. La diferencia entre ellas radica no en el contenido, que es el mismo, sino más bien en la técnica, el estilo y el lenguaje de la traducción, y en sus notas explicativas.

 

INSPIRACIÓN – CANON – VERDAD

  1. Por inspiración de la Sagrada Escritura, entendemos, aquella luz y fuerza del espíritu que Dios comunica a los autores para que pongan por escrito todo y sólo aquello que Él quiere, de tal forma que lo consignado en los libros, será verdaderamente Palabra de Dios y palabra humana.
  2. Hay que tener en cuenta sin embargo, que esta inspiración divina se da no sólo en el redactor último de un libro, si no en todas aquellas personas que de una u otra forma intervinieron para la puesta por escrito de un determinado libro bíblico.
  3. De esta manera, la Iglesia tiene por santos e inspirados, según la fe apostólica, todos los libros del AT Y del NT, parque los considera coma realmente escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo (2 Tim. 3,15-16; 2 Pe. 1,19).

 Canon

  1. Por Canon se entiende “el conjunto de libros admitidos y reconocidos por la Iglesia como inspirados”.
  2. Dos son los cánones del AT que conviene especificar: El primero de ellos es el Canon largo (o alejandrino); consta de 46 libros. Este canon es seguido por católicos y ortodoxos. El otro canon es llamado Canon corto (o palestinense); consta de 39 libros, es admitido por judíos y hermanos separados. Tanto judíos como hermanos separados, excluyen de su canon bíblico 7 libros llamados por nosotros “deutero­canónicos” y por ellos “apócrifos”. La razón de esta exclusión es porque en la antigüedad se pensó que no fueron escritos originalmente en lengua hebrea. Estos libros son: Tobías, Judit, Sabiduría, Eclesiástico, Baruc, 1 y 2 de Macabeos. Lo mismo las partes griegas de los libros de Ester y Daniel.
  3. El canon del NT está formado por un total de 27 libros y es aceptado por católicos y hermanos separados; los judíos no lo admiten.

Verdad

En razón de que Dios ha inspirado los libros sagrados, podemos afirmar que en ellos encontramos la verdad en orden a nuestra salvación. La Biblia basada en la historia no pretende comunicarnos una verdad de tipo científico, sino la interpretación que hace de la misma historia – a la luz de la fe, es decir, nos ‘comunica la verdad salvífica: “Los libros sagrados enseñan sólidamente, fielmente y sin error la verdad que Dios hizo consignar en dichos libros para salvación nuestra” (DV 11).

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: