Instituto Bíblico Diocesano de Ciudad Obregón

Desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo. " San Jeronimo"

Catequesis sobre la Búsqueda del Reino de Dios. Mateo 6, 22-23

Catequesis sobre la Búsqueda del Reino de Dios.

Mateo 6, 22-23

 

“El Ojo es la lampara de tu cuerpo”, así inicia el versículo(Cfr. V22a), Cuando nuestro ojo se abre y mira la luz y los objetos que estan iluminados por esa luz, reconocemos nuestro entorno y aprendemos de el, porque nuestro interior, nuestro cuerpo espiritual esta en contacto con la creación, ella por si misma nos habla, no necesita un lenguaje especifico, ella nos comunica a Dios en lo que vemos.

 

Ojo viendo Paloma

Y continua diciendo, “Si tu Ojo esta sano, todo tu cuerpo estará iluminado” (Cfr. V22b), esto comparado con la vida cotidiana seria como las ventanas de nuestra casa, o de nuestro automóvil, es necesario que estén limpias para poder entender de manera correcta lo que sucede en el exterior, para poder interpretar lo que sucede, de lo contrario, se entenderían mal los mensajes y su interpretación seria errónea.

El mantener sana esa visión del entorno, nos ayuda a tener sano nuestro interior, porque el mensaje llega integro, y la interpretación puede ser mejor.

“Pero si tu ojo esta enfermo, todo tu cuerpo estará oscuro” (Cfr 23a), las enfermedades viene de una higiene propia deficiente o de un contagio para el cual nuestro cuerpo no esta preparado para atacar y vencer. Asi es como podemos enfermar de las ventanas de nuestro cuerpo, cuando lo que vemos, no lo discernimos o desechamos y en otros casos el rechazarlo. Las enfermedades pueden ser identificadas y presentan sintomas, pero hay otras que no se manifiestan o no son visibles y permanecen en nuestro interior comiendo lo sano y se manifiesta cuando ya es dificil dar atrás a esa enfermedad.

“Si la luz que esta en ti se vuelve tiniebla, ¡que grande sera la oscuridad! (Cfr 23b), Cuando hablamos de tinieblas, no solo hacemos referencia a la falta de luz, sino que con esto tenemos la advertencia de que no de vemos permitir que esa luz que esta en nuestro interior sea poca o mucha, o consideremos que es suficiente, se apague o se haga menos intensa. Porque esta escrito ¡Que grande sera la oscuridad!.

La luz la podemos medir de una manera tecnica o cientifica, porque tiene intensidad podemos identificar la fuente de conde procede. Cuando hablamos de oscuridad, no podemos medir su intensidad porque carece de una fuente.

La oscuridad es la ausencia de luz, por lo que la manera de medirla seria en relacion a la luz. Esta luz una vez llegada a cero ya no hay manera de seguir midiendo porque la fuente de su medida ya no existe.

Nustros ojos son la principal fuente de alimentacion de nuestra mente y cuerpo, a travez de ellos estamos en contante comunicación con el entorno, nos permite en primera instancia conocer a los que nos rodean, identificar las horas del dia sin necesidad de un reloj, nos permite comunicarnos con los demas con solo ver ya que identificamos las señales de los demas, nos permite tener una comunicación intima con nuestros seres queridos, con los que dia a dia tenemos un contacto.

Estamos llamados a conserver nuestros ojos en buen estado, saber seleccionar el alimento para nuestra alma, para nuestro cuerpo interior, ese interior que nos permite tener la luz con la que en los momento de tinieblas indica el camino a se seguir.

El Evangelista Lucas nos complementa (Cfr Lucas 11, 34-36), al hacer la referencia a los sano del cuerpo y de como la luz que nos llega a travez de nuestros ojos es comno la luz quye recibimos de una lampara que nos ilumina.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: