Pondré enemistad entre ti y la mujer …..

Genesis 3,15

Por: Jose Enrique Rodriguez Zazueta

La imagen de María, venerada en muchos lugares del mundo con diferentes nombres, colores y devociones, no es otra persona que la madre de Jesús. Esta Mujer que para algunos no es sino solo un medio para que Jesús viniera al mundo, es vista desde Antiguo, es profetizada como la que tendrá una lucha con el enemigo, como quien protegerá y dará formación al que ha de venir a dar salvación al pueblo de Dios.

87

Analizemos algunos versiculos del Antiguo Testamento:

1.- Génesis 3, 15

La primera profecía referente a María se encuentra en los capítulos iniciales del Libro del Génesis (3:15): “Pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu linaje y el suyo; ella te aplastará la cabeza y tú estarás al acecho de su talón”. Evento ocurrido momentos después de que Eva y Adán se ven desnudos y con vergüenza por haber comido del árbol prohibido. Habla la profecía de la enemistad de la Mujer con la serpiente y después de la descendencia de ambos, también prevé un desenlace que es la victoria al aplastar la cabeza.

2.- Miqueas 5, 2-3

Pero tú, Belén Efrata, aunque eres pequeña entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que ha de ser gobernante en Israel. Y sus orígenes son desde tiempos antiguos,

desde los días de la eternidad. Por tanto, El los abandonará hasta el tiempo en que dé a luz la que ha de dar a luz. Entonces el resto de sus hermanos volverá a los hijos de Israel.”  Aquí ya vemos de una manera más clara la llegada del que ha de ser. el que va a unir a los hermanos distanciados, a las tribus de Israel.

La imagen de Maria esta en todo al antiguo testamento, coma la Mujer que dara carne al que ha de restituir la caída de Adán, como la mujer que dara esa protección y formación al que ha de guiar el camino de su pueblo. El linaje de Jesús como sus hermano y por tanto como hijos de Maria, ya que su protección de madre se ve en los pasajes desde el momento en que Jesús nace, lo protege, lo educa, lo sigue y continúa su caminar una vez que fisicamente no esta con ellos.

La imagen que tenemos de ella como devoción debe de ser como la que intercede por nosotros ante Jesús. Esa persona que aboga por nosotros ante el Padre, ya que al tener la visita del Ángel, ella acepta cumplir la misión que le es encomendada y el padre en su amor la dota de las gracias necesarias para poder Criar a su hijo.

Dios les siga dando su bendición.

y hagamos vida el Evangelio.

Anuncios