El Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Rino Fisichella, recordó hoy que el próximo domingo 13 de noviembre se cerrarán las Puertas Santas de la Misericordia de las basílicas romanas y de las iglesias del resto del mundo, a excepción de la Basílica de San Pedro de Roma, que permanecerá abierta hasta el domingo 20.

dscn917320281024x76829

En una rueda de prensa celebrada este jueves en el Vaticano, Mons. Fisichella indicó que el 13 de noviembre el Papa Francisco cerrará la Puerta Santa de San Pablo Extramuros a las 5 pm; de San Juan de Letrán, Catedral de Roma, a las 5:30 pm; y de la Basílica de Santa María la Mayor a las 6 pm.

Las Puertas Santas de estas basílicas, y de otras basílicas e iglesias de todo el mundo, se cerrarán después de permanecer abiertas durante casi un año con motivo del Jubileo de la Misericordia. La primera puerta en abrirse, el 29 de noviembre de 2015, fue la de la Catedral de Bangui, capital de la República Centroafricana, con motivo de la visita apostólica que el Santo Padre realizó a este país.

Mons. Fisichella recordó que “la celebración jubilar en San Pedro quiere recordar a la Iglesia las palabras de Jesús: ‘A los pobres los tendrán siempre con ustedes’. La clausura de la Puerta de la Misericordia, por lo tanto, no agota el compromiso de la Iglesia, sino que, a la luz del Jubileo, da nuevas fuerzas a la evangelización”.

 

Anuncios