La Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe se vivirá en el Vaticano de manera muy especial.
“El 12 de diciembre es el momento más importante de las apariciones de la Virgen de Guadalupe. Se apareció del 9 al 12 de diciembre de 1931, pero es más que una aparición porque es una mujer embarazada (tiene una cinta oscura encima del vientre, es una mujer de espera, de Adviento, es el Arca viviente de la Alianza, como decía Benedicto XVI”.

ROMA, 12 Dic. 15 / 06:09 am (ACI).- La Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe se vivirá en el Vaticano de manera muy especial. En la tarde de Roma, el Papa Francisco presidirá una solemne eucaristía a la que asistirán miles de personas en la Basílica de San Pedro, como ya hiciera el año anterior.

El Padre Eduardo Chávez, postulador de la Causa de canonización de San Juan Diego y experto en asuntos Guadalupanos, en conversación con ACI Prensa en Roma, ha destacado que la aparición de la Virgen, su historia y la devoción que existe, es muy actual y asegura que Francisco es un gran devoto.

“El 12 de diciembre es el momento más importante de las apariciones de la Virgen de Guadalupe. Se apareció del 9 al 12 de diciembre de 1931, pero es más que una aparición porque es una mujer embarazada (tiene una cinta oscura encima del vientre, es una mujer de espera, de Adviento, es el Arca viviente de la Alianza, como decía Benedicto XVI”.

El sacerdote señala que durante todo el año, el Santuario de Guadalupe en México “recibe unos 20 millones de peregrinos, pero en la semana de sus fiestas recibimos diez millones”, lo que “hace ver la importancia de este día para toda América, porque es patrona de allí desde 1910, pero esto se confirma en 1933”. “Es patrona de Filipinas desde 1935 y de todo el continente Americano desde Alaska hasta la Patagonia en 1999”. Se trata de algo además “actual”. “Es patrona de la vida y así la tienen en muchas partes del mundo”, asegura.

La Virgen “hace Iglesia, es madre de la Iglesia porque al primero que le pide que intervenga es a un laico: Juan Diego. Lo primero que Ella menciona es el nombre del laico, es a él a quien hace partícipe de la misión que trae y al que deja ver su maravilloso rostro”. La Virgen además “integra a un indígena y a un español, los reúne como una sola familia y toma su nombre: Santa María de Guadalupe”.

El P. Chávez explica Guadalupe “integra lo judío y lo árabe, porque Ella es de origen judío y ‘Guadalupe’ es un nombre árabe”. “Está, por tanto, reconciliando con misericordia a estas dos culturas y religiones”.

Respecto a la devoción que le tiene el Papa Francisco, revela que “tengo conocimiento de que se encomendó a Ella cuando le operaron del pulmón hace muchos años y le tiene una gran devoción, pero fue grande mi sorpresa al saber que siendo Arzobispo de Buenos Aires inició allí la construcción de la Parroquia de San Juan Diego”. “Incluso el Papa lo pone como patrono de los floristas. Una vez me dijo que esto era porque nadie ha recibido flores más hermosas que este laico”.

“El amor que tiene Francisco a la Virgen de Guadalupe y a San Juan Diego es un amor extendido a la que fue su Arquidiócesis, Buenos Aires”, señala.

El Papa visitará México el próximo mes de febrero y Nuestra Señora de Guadalupe será sin duda protagonista. “El Papa tiene muy claro que Ella es patrona de toda América, es muy importante que vaya al lugar espiritual de toda América. Una vez me dio ánimos y me pidió que siguiera iluminando a través de la Virgen de Guadalupe, así que veo la gran importancia que tiene el Santuario para el Papa”.

“Estamos ansiosos de su visita. Sabemos que el 13 de febrero celebrará en el Santuario y se están haciendo muchos preparativos porque además queremos darle y mostrarle lo mejor. Lo que tenemos que trabajar bien es una verdadera conversión de nuestro pueblo, ese es el mejor regalo que podemos hacer al Papa y a la Iglesia”, asegura el P. Eduardo Chávez.

Anuncios